martes, 19 de septiembre de 2017

No me diga!

Un joven trabajaba en la sección verdulería de un supermercado. Llega un señor y le pide media lechuga. El joven le pide que espere un poco, que tiene que consultar al jefe porque nunca habían vendido media lechuga. Llegado a la oficinita del fondo donde estaba el jefe, le dice:
-Jefe, ahí afuera hay idiota que me pide "media" lechuga.

Estaba apenas terminando de decir esto cuando se dio cuenta que el mismo tipo estaba detrás de él.
El joven continúa:

-Y aquí, este gentil caballero se ofrece a comprarme la otra mitad.



El jefe lo llamó a la oficina de vuelta:

-Me di cuenta que casi te metiste en un lío hace un rato, pero te zafaste pensando realmente rápido, y eso nos gusta aquí. ¿De dónde eres?
-De Rosario.
-¿Y por qué te viniste para acá?
-No me gustaba para nada. En Rosario hay solamente prostitutas y jugadores de fútbol.
-¡Ah sí! Mi esposa es rosarina.
-¡No me diga! ¿Y en qué equipo jugaba?...


Qué le valga madre, no?

Ejercicio Literario. Dialogo directo sin apoyo de narración. Por: @IsidroAvila -Parece que tiene prisa. -Por qué lo dice? -Ni bien se h...