jueves, 9 de marzo de 2017

La cobardía del #PSG


"Por un momento tocaste la grandeza", le dijo el conejo EB a Fred, en la película "Rebelde sin pascua", cuando este último se preparaba para suplir al Conejo de Pascua.

Eso mismo le pasó al Paris Saint Germain. Al menos por una semana fueron felices, tocaron la grandeza al superar 4-0 al Barcelona en la ida. Un resultado tan sorpresivo que, muchos dieron por muertos a los azulgranas.

El español Unai Emery, DT del PSG, se paró con toda propiedad a la puerta del salón de los grandes entrenadores, sintiendo que era su oportunidad para trascender y escribir su nombre en la historia de la Champions League.

Una ventaja de 4-0 era una pesada lápida como para pensar que el cuadro español pudiera siquiera meter las manos, pero, tras una semana para preparar el partido, Emery demostró que aún no está listo para las grandes ligas.

Apostó por defender lo que en teoría había ganado, dándole libertad a Messi y compañía de agarrar la pelota. Cuando Emery se dio cuenta, ya tenían tres goles encima.

Con el agua al cuello y un Barcelona encendido, vino la respuesta parisina con un gol de Cavani, lo que puso contra las cuerdas al gigante español. Después de demostrar su poderío, de nueva cuenta volvieron a la mezquinidad de defender un resultado. A fin de cuentas, cómo podrían recibir tres goles?

Pueden quejarse del arbitraje, de las marcaciones pero, cuando al final del partido ves un marcador de 6-1 hay poco que decir.

Unai Emery debe estar agradecido con los dioses de las teorías conspiracionales que andan circulando por todas partes. Más que cuestionar su cobardía para buscar un resultado cuando parecía tener al gigante arrodillado, los reflectores apuntan a las supuestas ayudas que recibió el Barcelona.

El futbol no perdona. Los requisitos para ingresar al salón de la gloria del futbol, no son para cualquier simple mortal.

Con todo y lo cuestionado que ha sido, Luis Enrique ha logrado trascender con el Barza y colocarse en la élite de entrenadores a nivel mundial.

No digo que Emery no tenga la calidad para estar ahí pero, es un hecho que aún  tiene mucho por aprender. Empezando por saber que la cobardía no deja nada bueno.

Y sobre todo, una vez que tienes la oportunidad de jugar al tú por tú con un gran rival, debes aprovechar cada oportunidad para acabar con él, o de lo contrario, se te vendrá la noche y terminarás por lamentar no haber aprovechado cada momento.

El PSG se bajó los pantalones y se puso en posición incómoda en medio de un barrio peligroso, con la esperanza de que nadie les hiciera nada, y obvio, pasó lo que tenía que pasar.

"No manches, Isidro, es el Barcelona, cómo le juegas a un equipo así?", me dijo un buen amigo. Pues bueno, no hay otra forma de ser grande, que enfrentando y venciendo a los grandes.

Atácalo, dale en qué pensar a tu rival. Hazlo preocuparse, que no vaya al ataque con esa confianza y alegría de que no corre peligro pues el rival está replegado. Eso sí, debes jugar con precisión y gallardía.

PSG demostró con 5 minutos en la vuelta que podía hacerle daño a los azulgranas, pero los restantes 85 minutos, sólo mostró cobardía, y la cobardía se paga caro. Ve por todo, o mejor no vayas.

Gracias por participar, PSG!

Por: Isidro Avila / @Isidro_na

La Cerveza tiene Hórmonas Fémeninas...

El pasado fin de semana, estando filosofando con unos cuantos amigos, uno de los presentes comentó que en algún lugar había leído que la ...