lunes, 13 de febrero de 2017

Se fue mi héroe...

Tenía y tengo toda la intención de escribir algo acerca de José Ledezma, mejor conocido, y ahora recordado, como el "Chango". Sin embargo, tomé un texto escrito por mi entrañable amigo Carlos Ledezma y sus palabras son tan certeras que llegan directo al corazón.

No se lo consulté, pero, tomé este texto de su cuenta de Facebook atendiendo sus palabras el pasado sábado cuando me dijo que, le gustaría que su papá fuera conocido aún más por las nuevas generaciones. Te abrazo el alma, mi estimado y querido "Changuito". Isidro.


Se fue mi héroe

Recuerdo un recorte del periódico ESTO, que se publicó unos días antes de que mi padre se retirara del futbol profesional allá por 1982 y que lo tenemos guardado en un album en casa de mi madre.

Ahí citaban a mi papá, quien habría dicho: "Quiero irme como llegué, sin hacer ruido", fue la primera vez que supe de esa frase, en la cual él hacía referencia a que no quería un partido de homenaje.

Y Papá se retiró sin mucho ruido.

Hoy él hubiera querido hacer lo mismo, irse sin hacer ruido, irse sin causar dolor o tristeza a todas las personas que lo conocieron, irse sin ver a gente llorarle.

Pero por más que ese fuera su deseo no iba a poder conseguirlo, él no podía irse una vez más sin hacer ruido, era simplemente imposible.

Claro que a mi me dolió perder a mi mayor héroe, claro que a mi familia le resultaba increíble creer la noticia que ese guerrero silencioso había caído, pero ver que llegaban personas a las que yo no tenía el honor de conocer, a madres y padres de sus alumnos con rostros afligidos, recibir mensajes y llamadas de gente que estaban preocupadas por la salud del profe y luego escucharlas romper en llanto cuando tuve que explicarles lo que pasó, entendí que mi papá no podía irse sin hacer ruido, que había sembrado semillas y semillas de buenos ejemplos, de tenacidad, de consejos, de buenas personas.

Papá no iba a irse sin hacer ruido porque su partida le dolió a más que su familia, le dolió a sus alumnos y exalumnos, a las familias de ellos, a los exfutbolistas de su época, a mis amigos, a los amigos de mis hermanos, a aficionados al futbol, a los periodistas que lo conocieron, a los que solo escucharon de él... papá no podía irse sin hacer ruido.

Papá no necesitó y no quiso un partido de homenaje, y la vida se lo compensó de una forma mil veces más valiosa para él. Hiram Isas, uno de sus exalumnos, se encargó de organizarle un homenaje en vida el año pasado que lo hizo llegar hasta las lágrimas de la emoción.

Sus exalumnos lo contactaron de nuevo, sus alumnos lo quisieron más, y ese hombre que no quería hacer ruido movió miles de oraciones para su recuperación porque siempre dio un ejemplo de ser responsable, trabajador, entregado.

Papá hizo ruido, pero de ese ruido hermoso, ese ruido de buenas anécdotas y comentarios, de buenos recuerdos, de palabras que me ponen la piel chinita.

Que bueno que Papá se fue haciendo ruido...

Extraño a mi papá, lo extraño mucho, no quiero preguntarme por qué pasó, debo de agradecer que lo tuve a mi lado 41 años, no todos pueden presumir de esa bendición... pero duele.

Viene una nueva etapa, una muy difícil, una hasta desgarradora para mi familia, para todos... mi Papá, el esposo, el padre de familia, el profe, físicamente no está aqui, pero sigue haciendo ruido con sus recuerdos, con sus enseñanzas, con sus palabras que me ayudaron a estar donde estoy, con todo lo que sembró.

Gracias a todos por sus palabras, por sus mensajes, llamadas y abrazos, no miento al decirles que me ayudaron a afrontar esta responsabilidad de quedarme con él hasta el final, de ser quien consultara con mi mamá y hermanos los pasos que teníamos que hacer, las decisiones... ustedes no saben que esas "meras" palabras que repaso una y otra vez fueron y serán motivaciones para no quebrarme.

Gracias porque no dejamos que Papá se fuera sin hacer ruido... ese ruido hermoso.

Carlos Ledezma.



Qué le valga madre, no?

Ejercicio Literario. Dialogo directo sin apoyo de narración. Por: @IsidroAvila -Parece que tiene prisa. -Por qué lo dice? -Ni bien se h...